text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Trabajar y estudiar: ¿qué debes hacer para no perder energías en el intento?

      
Fuente: Shutterstock

Las carreras universitarias necesariamente implican gastos para materiales, traslados y libros de texto, es por eso que muchos estudiantes deciden emprender el camino del trabajo mientras cursan las diferentes asignaturas. Si estás decidido a tomar esa opción debes primero anotar los siguientes consejos que hoy compartiremos.

 

 

Lee también


» Consejos para enfrentarte al desafío de trabajar mientras estudias 


» Visita nuestro Portal de BECAS y descubre las convocatorias vigentes

 

 

Planea y anticipa para gestionar mejor tu tiempo

 

Cuando tu día tiene demasiadas actividades debes comenzar a hacerte amigo de los cronogramas. Atrás quedaron aquellos días en los que dejabas todas las obligaciones para último momento. Ahora es tiempo de anticiparte si no quieres fracasar en todo lo que te propongas. Evítate el estrés que provoca la falta de tiempo y planifica cuáles y qué tiempos quieres dedicar a cada actividad.

 

 

Ten en claro tus objetivos y conoce tus limitaciones

 

Si bien todos aspiramos a la excelencia en cualquier cosa que emprendamos, es necesario ser consciente de cuáles son tus limitaciones para saber a qué puedes aspirar. No apuestes a trabajos que demanden demasiado de ti, en tiempo o en nivel de exigencia. Intenta acomodar tus horarios de forma tal que puedas hacer todo sin correr de un lado al otro.

 

 

Mantén a todos al tanto de tus actividades

 

Es bueno que tus docentes estén al tanto de tu realidad laboral y viceversa. No sólo contribuye a un diálogo más sensato y fluido sino que ellos intentarán ayudarte para que puedas cumplir con tus obligaciones sin faltar a nada. Sé consciente de cuáles son tus derechos laborales como estudiante y hazlos cumplir.

 

 

Un buen profesional es organizado y cumplidor

 

Debes jerarquizar tus actividades de manera inteligente, con voluntad y autoconocimiento de ti mismo. Aquellas tareas imposibles sólo te generarán estrés y los resultados incumplidos afectarán tus emociones. Parte de convertirte en profesional es adquirir la capacidad de ser organizado.

  

 

Mantén la concentración

 

Hacer las actividades con la concentración suficiente te hace un profesional más productivo. No pretendas ser un experto desde el inicio, pero sí debes intentar poner lo mejor de ti para aprender con rapidez de tus propios errores.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.