text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La UCA promueve la economía solidaria

      
Autor: Orgânicos do PIVAS  |  Fuente: Flickr

Cuando la economía se concibe como “un instrumento de servicio en lugar de como una finalidad”, los seres humanos son los “principales beneficiados de las bondades del trabajo, el medioambiente y el comercio”, explicó Alfonso Cotera, panelista del VI Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Economía Solidaria y Comercio Justo, que se efectuó en la Universidad Centroamericana (UCA).


Para Cotera, Director Ejecutivo en Red Peruana de Comercio Justo y Consumo, la economía solidaria fomenta el desarrollo de las personas a través de “principios, valores y una relación armoniosa con la naturaleza”. De esta manera se promueve el manejo, producción y consumo responsable del medio ambiente como medida para enfrentar su creciente sobreexplotación en el contexto latinoamericano.

 

La Red Intercontinental de Promoción de la Economía Social Solidaria (Ripess) en Latinoamérica y el Caribe, organizadora de este encuentro, formula alternativas que favorecen el desarrollo de los pueblos. Según el contexto de cada país, se priorizan temáticas como la autonomía de los pueblos indígenas, en Guatemala; la equidad de género, en Perú y el desarrollo sustentable, en México.

 

En Nicaragua, la economía solidaria presenta a su favor la existencia de 4 mil 700 cooperativas, lo que beneficia la participación comunitaria, de acuerdo con Denise Cáceres, Coordinador Regional de la Plataforma de Economía Solidaria (Pecosol) en Centroamérica. Sin embargo, todavía hace falta mejorar la cooperación nacional entre los productores, sobre todo en las regiones aisladas de la Costa Caribe.

 

Si bien la soberanía alimentaria, una de las facultades impulsadas por la economía solidaria, defiende la autonomía agraria de los pueblos, también resulta necesario “establecer lazos de intercambio, a nivel regional y latinoamericano”, aclaró Cotera. Para ello, se deben “fomentar puentes y espacios de comercio justo entre países hermanos”, sin que se afecte la independencia productiva.

 

Según Cotera, los gobiernos son los principales responsables de fomentar a nivel nacional la economía solidaria, ya sea a través de educación ambiental, el respeto de los territorios, la inclusión de la mujer en el área productiva y el uso de tecnología amigable con el medioambiente. En Brasil, por ejemplo, se ha creado la Secretaría Nacional de la Economía Solidaria, encargada de abordar estas temáticas.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.